miércoles, 13 de febrero de 2013

BRAZALETES PROCEDENTES DE LA TUMBA O DEL FARAÓN DYER

      Brazaletes procedentes de la Tumba O del faraón Dyer, Umm el Qaab (Abidos), Din. I, excava. de F. Petrie en 1901; oro, turquesa, lapislázuli y amatista, long. entre 10.2 cm. y 15.6 cm.; JE 35054, Sala 4, Primera Planta, Museo de El Cairo.
E...
n su tumba de Dyer en Abidos se encontró una de las primeras piezas de joyería reales que existe, Din. I.

       En esta tumba es la única tumba real en la que se han encontrado restos humanos. Petrie encontró estas joyas fijadas en un antebrazo momificado de mujer envuelto en lino, que podría haber sido la reina del rey Dyer, o un miembro de la familia real, aunque la propiedad del brazo es imposible de determinar. Las pulseras se mantienían en su lugar por vendajes de lino, lo que hizo posible recuperarlos en su orden original y poderlos encadenar o encordar. El brazo se encontró en una grieta del muro de la tumba.

     
Las pulseras son de manofacturación exquisita, lo que demuestra la habilidad de los artistas antiguos en este primer período de la historia egipcia.
Tres de las pulseras se componen de varios tipos de cuentas: oro, turquesa, lapislázuli y amatista.
Una cuarta consta de 27 placas que representan la fachada de palacio coronado por el dios halcón Horus, el llamado serej.
Se trata de un brazalete de placas alternas de oro y turquesa, con el serej.