sábado, 18 de mayo de 2013

OOPARTS

Muchos misterios han ocurrido a lo largo de todo el proceso de existencia de la creación del hombre en la tierra, siendo esta fortuita o no.

La Humanidad ha pasado por varias facetas de evolución y aprendizaje, mezclando el culto por la muerte y la creencia de una vida espiritual después de toda esta vida “real”. Apenas podemos alcanzar a comprender, hoy día, ni siquiera una pequeña idea de todo aquello que se nos escapa al raciocinio humano, a la lógica de lo correcto y del orden cronológico de las cosas.

Para la supervivencia de aquellos difíciles momentos de nuestros antepasados, en los que había que utilizar la imaginación para simplemente obtener lo básico, el alimentarse, fueron aconteciéndose ingeniosos y otros casuales métodos rudimentarios. Los seres humanos comenzaron a usar el fuego hace unos 164.000 años para crear herramientas de piedra, en lo que constituyó su primer avance tecnológico. Tanto la piedra, como el hueso y el marfil, se utilizaban para trocear la carne, cortar y machacar superficies duras, como la piel de un elefante. Se tienen indicios del uso del hierro, cuatro milenios antes de Cristo, por parte de los sumerios y egipcios. 

Comienza luego la utilización de rodillos y ruedas, alrededor de 2900 ac. Durante el proceso de evolución en el tiempo en cuanto a 
avances tecnológicos, los arqueólogos han hallado objetos fuera de su tiempo “LOS OOPARTS” (Out Of Place Artifact) objetos paleontológicos y arqueológicos que en apariencia provienen de lugares o épocas donde se cree que era imposible su existencia, por sus características (complejidad tecnológica, referencias a la civilización actual, etc.), o porque no haya objetos similares de la misma procedencia, y en ningún caso se sabe cómo se han podido adelantar a su tiempo real, en cuanto a su fabricación, su estructura y composición. Por su forma visionaria y futurista, son figuras un tanto extrañas y controvertidas que describen un mundo muy lejano y diferente al cual representaban en aquellos momentos a los antiguos antepasados.

ARQUEÓLOGOS HAYAN UN ATAÚD DE PLOMO EN UN ENTERRAMIENTO EN LA CIUDAD DE GABII (ROMA)

En el verano del año 2009, durante una excavación arqueológica en Roma, en la antigua ciudad de Gabii (Italia) se ha encontrado un ataúd de plomo de casi media tonelada de peso, con forma de sobre sellado.

Un tanto extraño este hallazgo ya que por lo general los romanos no hacían enterramientos en ataúdes, y cuando lo hacían, lo hacían en ataúdes de madera. Ya se barajan hipótesis de que el ataúd, contenga los restos de algún gladiador, obispo o algún soldado.

ENCUENTRAN UNA ROCA CON INCRUSTACIONES DE
MECANISMOS METÁLICOS

En el año 2012 se ha hallado una roca, durante unas excavaciones, que data de unos 400 millones de años de antigüedad, a 200 kilómetros de la ciudad de Tigil (Rusia), en cuyo interior se han encontrado unos mecanismos de aspecto metálico como de un engranaje, similar a la maquinaria de un reloj, como se puede apreciar en la fotografía.

No es la primera vez que se encuentran semejantes mecanismos incrustados en el interior de milenarias rocas.


MISTERIOSA PIEDRA DE LA QUE SOBRESALE UN INTERRUPTOR TRIPLE


En 1998 durante una excursión en una zona rural del sur de América, John J. Williams descubrió una roca pequeña de la que sobresalía un interruptor triple incrustado en la misma. La roca denominada “Enigmalith” (una combinación de palabras y el enigma monolito) Los análisis hechos datan al enigmático y controvertido pedrusco a 100.000 años de su fabricación. Las lecturas del medidor ohm revelan que tiene una fuerza próxima a la de un circuito abierto.

RELOJ SUIZO ENCONTRADO EN UNA TUMBA DE LA DINASTÍA MING

En el año 1998 en la ciudad de Shangsi, al sureste de la China, durante la grabación de un documental estando los arqueólogos con dos periodistas, tuvieron este gran hallazgo y desconcertante descubrimiento. Una pregunta está volviendo locos a los arqueólogos, ¿Cómo un reloj Suizo fue a parar a la tumba de la cual se cree que no había sido abierta desde la muerte de su ocupante durante la dinastía del emperador Ming entre los siglos 15 y 16 (400 años atrás)? 

Este reloj que fue hallado incrustado entre lodo y roca en la tumba, y contiene en su reverso la inscripción “Made In Suiza”. El reloj-anillo se piensa que tan sólo tiene un siglo de fabricación.

EL DISCO DEL PRINCIPE SABU
El disco trilobulado de Sakkara


En el año 1936 en la región de Sakkara, más exactamente en el Templo de Zóser. Brian Walter Emery dirigía unas excavaciones arqueológicas en Egipto y dio con la tumba del príncipe SABU. Entre tantas sorpresas allí encontradas pudo observar con gran asombro un objeto que aún hoy día no se sabe qué utilidad tenía. Se trataba de un objeto circular de 61 centímetros de diámetro y 10.6 centímetros de altura en la zona central, fabricado con suma delicadeza en un tipo de piedra llamada esquisto, que según parece requiere de un tallado muy trabajoso.


 Dicho disco contiene tres palas curvas hacia el interior que parece recordar a las hélices de un barco, contiene un agujero central que se asemeja a las poleas o las ruedas, y que parece dar imaginación a algún receptor de algún eje. Según Walter Emery “…no se ha llegado a ninguna conclusión ciertamente razonable para imaginar que utilidad tendría este objeto”.

EL MECANISMO DE ANTICITERA

En 1901 en un naufragio cercano a la isla griega de Anticitera (entre Citera y Creta) un buzo griego realizó un hallazgo de una magnitud sin precedentes. La ciencia lo tomó con bastante descrédito al principio, pero con el devenir de los años y las investigaciones sucesivas se logró comprobar que el hallazgo (que databa del 87 a. C.) tenía características verdaderamente increíbles. 
Entre todos aquellos hallazgos en el fondo marino, se tropezaron con algo insólito, una maquinaria con engranajes. 
En un principio se creía que dicha maquinaria era capaz de calcular la posición del sol y de la luna, pero durante su estudio se dieron cuenta que además este mecanismo podía calcular la posición de otros astros como Marte, Júpiter y Saturno.

EL VASO DE DORCHESTER

En 1851 Massachusetts (EE. UU.), se descubrió dentro de una roca conglomerado (un tipo de roca sedimentaria) un jarrón o tarro de zinc y plata datado de hace 100.000 años. El recipiente de forma acampanada tenía motivos florales tallados en la plata, mide 11,3 cm y además contiene dibujos tallados en el mismo que se asemejan mucho a hojas y plantas, según estudiosos en botánica, esas plantas dibujadas habían desaparecido de la tierra hace ya decenas de miles de años. 

La tierra salvaguarda muchos misterios inimaginables aun por descubrir, desde los fondos marinos hasta las altitudes atmosféricas. De estos muchos hallazgos se conocen más bien poco sobre alguna información y datos sobre ellos, y más cuando lo hallado no corresponde con la época vivida en aquellos momentos. 

Estamos siendo participes de nuevos cambios que no dejan de sorprender y que no pasan desapercibidos para nadie, tanto en su posible veracidad como en su hipotética fraudulencia. Posibles viajes en el tiempo, aportes, puertas dimensionales, coincidencias o falsedades…todo un conjunto de descripciones que engloban una sola palabra, “soñar”. Nunca hay que dejar de hacerlo…

(c)  ISRAEL TORRES GÓMEZ

FUENTE:  http://ruidodecolor.blogspot.com.es/