domingo, 6 de enero de 2013

MUSEO SUBACUÁTICO DE ALEJANDRÍA, EGIPTO.

 
      La UNESCO, en los años 60, se interesó por las piezas encontradas en la bahía de Alejandría, Egipto, por medio de una publicación, por parte de Abul-Saadat, de la época sobre arqueología subacuática en la zona. En el otoño de 1968, la UNESCO, mandó una misión para inspeccionar la zona, formado por la submarinista y arqueóloga Honor Frost y el geólogo Vladimir Nesteroff. El informe indicaba que los restos hallados eran de intereses histórico e internacional.
     
      Entre 1994 y 1998 un equipo francoegipcio inspeccionó la zona para realizar un mapa topográfico de los yacimientos subacuáticos, apoyándose en las cartas náuticas de Abul-Saadat y el informe para la UNESCO de Frost-Nesteroff. Dicho estudio topográfico determinó que la extensión del yacimiento era de 2.5 Hectáreas y pudieron rescatar hasta el momento aproximadamente 2500 piezas de interés arqueológico. En los posteriores años se siguió realizando inspecciones de la zona. Hallando la ubicación exacta del palacio de Ptolomeo, y recogió valiosa información histórica. Aportando estudios geológicos que determinó la existencia en algún momento de un seísmo en la zona.