jueves, 10 de enero de 2013

NEBULOSA DE ORIÓN

 
      En este primer plano en infrarrojo, varias balas cósmicas perforan las afueras de la Nebulosa de Orión, a unos 1.500 años luz de distancia. Devastadas por la formación de estrellas masivas y energéticas, las balas -- nubes de gas caliente r...elativamente densas con un tamaño unas diez veces la de la órbita de Plutón -- se representan en color azul. Brillando con la luz de los átomos de hierro ionizado, viajan a velocidades de cientos de kilómetros por segundo, dejando a su paso rastros amarillentos de gas hidrógeno de la nebulosa calentado por el choque.

       Las formas de cono llegan a tener una longitud de una quinta parte de un año luz. La imagen fue creada usando el Telescopio Gemini Sur en Chile de 8,1 metros, con un nuevo sistema de óptica adaptativa, GEMS, el cual usa cinco estrellas guía generadas por láser para compensar los efectos borrosos causados por la atmósfera del planeta Tierra.