viernes, 21 de junio de 2013

Marte pudo ser un planeta húmedo, cálido y con oxígeno hace 4.000 millones de años


La composición de las rocas y de los meteoritos de Marte hicieron pensar a un grupo de científicos de la Universidad de Oxford que en el planeta rojo surgió oxígeno hace 4.000 millones de años, a diferencia de la Tierra, hace 2.500 millones, y era húmedo y cálido.

El grupo dirigido por el profesor Bernard Wood, del departamento de Ciencias de la Tierra, analizó los datos de las muestras de la superficie en el cráter Gusev en Marte que arrojó el rover Spirit de la NASA y descubrió que tiene cinco veces más níquel que los meteoritos procedentes de este planeta, encontrados en la Tierra.

‘Lo que hemos demostrado es que ambos, meteoritos y rocas volcánicas superficiales, son consistentes con orígenes similares del interior profundo de Marte, pero las rocas de la superficie provienen de un entorno más rico en oxígeno, probablemente a causa del reciclaje de materiales ricos en oxígeno en el interior”, dijo el profesor Wood.

“Este resultado es sorprendente, ya que mientras que los meteoritos son geológicamente jóvenes de unos 180 millones a 1.400 millones años, el rover Spirit estaba analizando una parte muy antigua de Marte, más de 3700 millones de años“.

Según el equipo de Wood, que incluye a James Tuff, el Dr. Jon Wade, también miembros de la Universidad de Oxford, la superficie de Marte se oxidó en una etapa más temprana del planeta y, a través de un método llamado subducción, este material rico en oxígeno se introdujo en un interior poco profundo y se recicló de nuevo hacia la superficie durante las erupciones hace 4000 millones de años. Los meteoritos, por el contrario, son las rocas volcánicas más jóvenes que surgieron de lo profundo del planeta y por lo tanto estaban menos influidos por este proceso.

La implicación es que Marte tuvo una atmósfera rica en oxígeno hace unos 4000 millones de años, mucho antes de la aparición de oxígeno atmosférico en la tierra alrededor de 2.500 millones de años atrás”.

“Como la oxidación es lo que da a Marte su color distintivo es probable que el “planeta rojo” estuviera mojado, cálido y oxidado miles millones de años antes que la atmósfera de la Tierra se convirtiera en rica en oxígeno”, comentó Wood.

Fuente: http://www.lagranepoca.com/