miércoles, 5 de junio de 2013

Raro asteroide A2 en forma de X tiene una cola más larga de lo pensado

Astrónomos del Observatorio WIYN de 3,5 metros publicaron nuevas imágenes del raro asteroide P 2010 A2 en forma de X, destacando que tiene una cola mucho más larga de lo pensado.

La cola alcanza una longitud de un millón de kilómetros, lo que significa aproximadamente tres veces la distancia con la luna.

“Estamos presenciando la muerte de un asteroide”.

“Sabemos que esto ha sucedido a decenas de asteroides en el pasado pero este es el único que nos demuestra cómo está ocurriendo”, destacó ayer el investigador Jayadev Rajagopal, del telescopio Wisconsin Indiana Yale NOAO (WIYN) durante una reunión de la Sociedad Americana Astronómica de Indianápolis.

Cuando se descubrió en el año 2010, la Universidad de California informó que este asteroide se encuentra en el principal cinturón de cometas, pero se diferencia del resto pues orbita dentro de regiones más calientes. Además reveló que tenía una estructura inusual, con forma de X y con una cola. Esto sugirió que el P 2010 A2 fue afectado recientemente, ya sea por una colisión, o por su propia rotación.

Los asteroides generalmente no tienen colas, pero ha habido descubrimientos recientes de una pequeña clase con expulsión de polvo, comunicó WIYN.

Las imágenes anteriores del asteroide A2 indicaban que la cola se extendía más allá de los relativamente pequeños campos de visión de la época. Hoy los astrónomos de WIYN usaron un nuevo instrumento llamado ODI, (Grado Imager), una cámara óptica que ofrece un mayor campo, sin embargo quedaron sorprendidos de que se extiende aún más largo.

Respecto a la rara forma de X del asteroide, la interrupción que la habría originado, podría haber ocurrido alrededor de hace tres años y medio, dice el equipo de WIYN. Este hecho dio como resultado partículas del tamaño de algunos centímetros que se distribuyeron en una cola en forma de tubo.

“Dado que la órbita de la Tierra está en el mismo plano que estos desechos del asteroide, éstos se observan como en una línea, o en una estructura en forma de cola”, según WIYN.

“Con el tiempo estas partículas, bajo la atracción gravitatoria del Sol, forman una corriente de meteoroides a su alrededor. Las corrientes de meteoroides son lo que vemos como estrellas fugaces”, al ser arrastradas a la Tierra, agrega el equipo del Observatorio.

El asteroide P 2010 A2 fue descubierto el 11 de enero de 2010 por James Annis de Fermilab, Marcelle Soares-Santos de Fermilab, la Universidad de Sao Paulo además de David Jewitt de la Universidad de California, usando el telescopio linear de Hubble.

Fuente: http://www.lagranepoca.com/